Galería

[Cuento] Este día fue sólo el comienzo…

No estábamos ni en toma, ni en paro, solo íbamos  pa´ las marchas con los compañeros del liceo, en las idas pa´ las marchas ya habíamos conocido cabros de otros colegios cercanos y de la comuna, eran amigos de amigos y nos topábamos en los paraderos cuando había  marcha, así que el lote igual era grande,  aunque todos por su lado, nos sentíamos como si fuéramos en representación de la comuna, unos de un técnico industrial, y varios liceos mixtos entre esos el nuestro.

Un día, en una de las tantas marchas, nos encontramos manos arriba frente a los “pacos”, les gritábamos ¡No a la violencia! ¡Somos pacifistas! ¡Paco farsante tu hijo es estudiante! pero nada de eso los conmovió… de pronto nos vimos envueltos en medio de las bombas lacrimógenas del zorrillo, mojados por el guanaco corríamos empujándonos, tosiendo, casi asfixiados, ayudándonos entre todos los que estaban al igual que nosotros tratando de escapar de ese apestoso lugar. Ni cachamos por que se tiraron los pacos,  solo corrimos.

Nos pudimos encontrar a puro grito pelao, el colorin, el chico, la flaca, la chica, el guatón y yo, todos pa´ la caga, ojos rojos y la cara que ardía, otros cabros del liceo en las mismas, un loco nos dijo “no se mojen la cara que les va arder”, así que todos pegoteados nos fuimos de ese lugar. Estábamos molestos y más mojados que la cresta, comentábamos la suerte de un compañero, que casi toman detenido, íbamos caminando pa´ salir del lugar cuando la flaca nos dice “miren esos que están armando la barricada son los cabros del industrial, mientras nosotros arrancamos de los pacos, ellos están peleando”.

Después hablando con los cabros, nos dimos cuenta que “las manos arriba”, no sirven para nada, al menos no para nosotros, ni hemos visto que así se gane una guerra y se logre algún cambio…al final los “pacos” igual te van a tirar agua, te ahogaras por las bombas y le pegaran y manosearan a los detenidos en las micro, eran algunas cosas que pensaba, mientras conversábamos.

¡Si no estábamos haciendo nada!… ¡Pacos culia´os maricones acaso no tienen hijos! Decíamos. De pronto el Guatón dijo, “el problema no son los pacos, es otra cosa”… no supo que más decir y nadie cacho en ese rato que quería decir, la verdad creo que ni el sabia lo que quería decir, pero después todos entenderíamos.

Pasaron los días y en el Liceo conversábamos de las marchas, de los cabros del industrial, de las noticias mentirosas, hasta que el chico nos dice que hay un nuevo paro de estudiantes, entre nerviosos, nos mirábamos, nadie se atrevía a decir algo, pero todos entendimos ese silencio.

La flaca comenzó a motivarnos “ya po´ cabros, ahora es cuando, ¿que vamos hacer?… ¿como lo hacemos?… ¿cuando lo hacemos?… Se formo una discusión entre nosotros, estábamos inseguros, pensábamos que en la marcha tendríamos problemas, que a lo mejor nos pasaría lo mismo que habíamos visto en otras, nos llamarían “flaites”, “violentistas”, “infiltrados”… estábamos en esa, cuando la chica hablo y soltó, “puta los wueones choros, por Internet la hacen todas, con copete los medios rollos y ahora que hay que hacerlo el poto pa´ las moras”, quedamos atónitos, en silencio y de pronto explotaron las carcajadas al mismo tiempo, la risa embargaba nuestros rostros, llegamos a llorar de tanta risa, en realidad la chica solo nos decía la verdad, era nuestro momento de actuar.

Aquella mañana fue diferente a las otras, me levante temprano como de costumbre pero ansioso y con un poco de sueño, ya que el día anterior nos habíamos quedado hasta tarde con lo cabros preparando los materiales, puras botellas con pintura, el colorin se movió las pinturas y entre todos recolectamos las botellas, en la casa de la chica comenzamos a hacer las de pintura, estábamos en eso cuando el chico nos dice algo de bombas molotov, la idea nos comenzó a motivar, aunque el nerviosismo se hizo patente entre nosotros, había que ocuparlas pero no sabíamos si ese era el momento, además nadie sabia como hacerlas por lo que todos dijimos que no… todavía no, esta es la primera actividad que hacemos, pintura no mas… eso si acordamos en ocupar las botellas con pinturas solo pa´ detener el avance de los pacos nada más.

La familia de la chica siempre a estado en estas cosas, así que ellos nos ayudaron para que todo saliera bien, nos preguntaban ahí en la casa de la chica, mientras llenábamos las botellas.

-¿Cuantos son los que van a estar?

-Seis respondimos,

-Entonces solo los que van a participar y nadie más puede enterarse de lo que van hacer, no se lo cuenten a nadie, para que no los acusen, así es más seguro, por la boca muere el pez…  estén tranquilos… caminen pa´ la marcha con más gente… anden todos juntos… coloquen un lugar pa´ juntarse si se pierden… caminen o corran contra el transito cuando vengan los pacos… tiran las cosas y se van al tiro… y lo más importante después calladitos en la micro, hablando de la marcha o cualquier otra cosa , nunca de lo que hicieron ¿Bueno?

-Si tío, respondimos todos.

– Ya chicos cuídense, que les vaya bien.

-¡Gracias tío!

Ahí estábamos los seis a fuera del liceo, ahí nos juntaríamos con otros compañeros, nos fuimos pa´ la marcha,  todos íbamos intranquilos, yo pensaba que no me gustaba que hicieran barricadas o les tiraran piedras a los “pacos”  y más de alguna vez grite, ¡violentistas! ¡Sácate la capucha! ¡Empañan el movimiento! y hasta ¡Que se vayan los sopaipas!… ahora seriamos nosotros los que recibiríamos esos gritos, pero estaba convencido que lo hacíamos pa´ defender a nuestros compañeros de la “repre”, esta es nuestra forma, así lo entendíamos, no basta solo gritar, ni pintarse la cara de mimo o disfrazarse, también hay que defendernos y decir basta… no más!!! Creo que todos íbamos pensando lo mismo, el silencio se rompía por alguna talla o comentario… Seguíamos camino a la marcha.

Llegamos a la marcha, seguíamos las indicaciones, el chico y la flaca tenían que estar adelante, la chica y el colorin detrás de nosotros en caso de que pase algo, pa´ cuidar al guatón y yo al lado de él, las pintura las llevaba el guatón con esa cara y pinta que tiene, quién se imaginaria que anda tapao en botellas.

Todo iba bien hasta que sentimos gritos y veíamos como todos corrían hacia atrás, en el aire ya se sentían las lacrimógenas, nos gritamos pa´ juntarnos, sin decir nuestros nombres, en eso habíamos quedado, mientras todos corrían nosotros nos colocamos detrás de un kiosco, nos tapábamos con las poleras, me demore igual un poco, era la primera vez que lo hacía, la adrenalina, el miedo corría por mi cuerpo, veía como algunos estudiantes nos señalaban, y nos decían cosas, nosotros no respondíamos, hasta que la Chicase devuelve y comienza a discutir, “y que chucha te creí cuica e mierda, que veni a decirme lo que tengo que hacer, le están pegando a tus compañeros y vo corriendo, ándate de aquí, si al final después de la marcha te vai pa´ tu casa tranquilita, estas son nuestras calles, esta es nuestra lucha, estos wueones son los mismos que torturaban al pueblo y vo´ los estay defendiendo”. Se formo una trifulca, ellos nos recriminaban que por culpa de nosotros no los pescaba el gobierno… pero nosotros comenzamos a defendernos repitiendo lo mismo que la chica, otros cabros se sumaron, ¡Esta no es violencia es autodefensa!… ¡La violencia es de los ricos!… ¡Le estay haciendo la pega a los pacos!… y empezamos con los gritos… ¡Educación primero al hijo del obrero educación después al hijos del burgués! Ahora éramos más que seis, no se cuantos, pero éramos caleta, nos ayudábamos entre nosotros, igual nos paramos con cabros que querían robarle al kiosco, les dijimos cabro eso no, que había que pitearse mejor un banco, los cabros prendieron al tiro…estábamos en eso cuando sentimos las sirenas del zorrillo.

Ahí venía porla Alameda, por sus dos lados tirando sus gases sobre los que aún esperanzados levantaban sus manos para detenerlos… Nosotros ahí detrás del kiosco, un poco nerviosos esperábamos.  El zorrillos se quedo al medio de la calle parado, por que había una barricada y fue entonces cuando el Colorín dijo ¡ahora! y salimos los seis corriendo a darles con las botellas… ¡al vidrio les grité!

Mientras corría pensaba en mis viejos, sacándose la chucha pa´ tener lo poco que tenemos, en mis abuelos y sus pensiones de mierda, en los cabros de la pobla que se están perdiendo en la droga, en los compañeros del curso que no van bien pa´la PSUy no tienen plata pa´ un preu decente, en mi amigos que ya salieron del liceo y están cesantes, en los otros cabros del liceo técnico que están en las misma que nosotros, meta camote… fueron milésimas de segundo, todo paso muy rápido… la mirada fija, corríamos de frente al zorrillo seguros de nosotros y lo que hacemos… ¡AHORA! un, dos, tres…doce bombas en su blanco, lo dejamos lleno de pintura, no podían ver, les dejamos todo el parabrisas pintado, la chiquillas terrible aguerridas… la gente que estaba ahí gritaba… ¡wuena cabros! ¡Ahí teni, ahora tirai pinta paco conchetumare! ¡Ahora! Y varios más se acercaron a darles con palos era como si hubiese estado todo preparado, estábamos ahí todos juntos… rápidamente nos juntamos, corrimos un par de cuadras rápidos y ordenados, doblamos en una esquina, nos sacamos las poleras y las votamos, nos cambiamos los polerones… nos subimos a la micro todos en silencio, nos mirábamos y reíamos disimuladamente, nuestros ojos brillaban, pudimos detener el avance de los pacos y motivar a más cabros.

Ya más tranquilo comencé poco a poco ha cambiar mi forma de ver las cosas, entendí porque hay que andar “encapuchado” cuando se hacen estas cosas, con tanta cámara te pillan al tiro y esta lucha tiene pa´ rato, así que hay que cuidarse, me di cuenta en ese instante que lo que estábamos haciendo está justificado y comprendí lo que el Guatón nos quiso decir alguna vez… la pelea no es con los pacos, es con el sistema, no fue con violencia como cagaron ala UP?, no fue así como mataron a tantos? No es así como les dan a los mapuches? y nos viene a decir que nosotros somos los violentistas, los que alteramos el orden público?

Nadie nunca nos ha dado nada, es con organización y con lucha como el pueblo ha conquistado sus derechos, nadie se los ha regalado y así es como se conquistara una educación gratuita y al servicio de nosotros el pueblo, los hijos de los trabajadores, solo así también construiremos un mejor futuro, no nos importan sus leyes represoras.

En mi hogar, con los míos, miraba las noticias que mostraban al zorrillo lleno de pintura, las barricadas, cientos de estudiantes, profesores y padres en las calles, escuchaba como repetían sus mentiras, me molestaba, hablaba y le rebatía al periodista  de la tele, sentí que algo en mí estaba cambiando, supe entonces inmediatamente que este día fue sólo el comienzo.

{Colaboración enviada por Octubre}

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s