Galería

El imperialismo quiere hacer del presidente eritreo Isaías Afwerki un nuevo Mártir como Gadafi

Eritrea es con Zimbabwe el único país africano que se niega a colaborar con Africom y la OTAN. Libia era el tercero y ya hemos visto qué han hecho con él las potencias imperialistas. El país bajo la dirección del Frente Popular de Liberación de Eritrea de inspiración marxista luchó contra el régimen etíope de Mengistu Haile Mariam que se negaba su independencia y consiguió derrotarlo. La URSS e incluso Cuba apoyaron dicho régimen etíope que careció de la suficiente base social de apoyo y se lanzó a una guerra insensata contra el pueblo eritreo. Sorprendentemente el FPLE no ubicó sus alianzas geoestratégicas en función de la posición de su enemigo Mengistu y no buscó la cobertura del imperialismo ni de la OTAN sino que se ha posicionado en un rol abiertamente independiente y antiimperialista. El FPLE ha dirigido una verdadera revolución popular basada en la mas amplia movilización de las masas populares y ha construido un sistema social de democracia popular basado en comités democráticos en las aldeas, en la unidad de las 9 etnias que componen el país y en el respeto a los derechos sociales.

Eritrea goza de una posición geoestrategica envidiable en las costas del Mar Rojo por donde circula gran parte del comercio naval mundial frente a la Península arábiga donde corren vientos de Revolución (Bahrein, Omán y Yemen)

El país es un mal ejemplo para los países vecinos sometidos al imperialismo y completamente desestabilizados: Etiopía que es un estado vasallo del Pentágono, Somalia en pleno caos, Djibuti donde los imperialistas franceses y norteamericanos tienen dos bases militares para imponer su control regional. Desde hace años el Pentágono y Francia buscan eliminar el gobierno progresista independiente de Eritrea y sustituirlo por otro regimen marioneta como el de Libia, Costa de Marfil o Etiopía. La CIA empuja a su peón etíope Zenawi, un antiguo ultraizquierdista, a continuas provocaciones armadas contra el país. El Parlamento europeo aprobó una resolución contra Eritrea el 7 de febrero de 2002. El Departamento de Estado norteamericano estableció un embargo de armas en 2005. El 5 de diciembre las Naciones Unidas acuerdan endurecer las sanciones contra el país con la abstención de Rusia y China. Gran Bretaña anuncia que en los próximos meses habrá nuevas sanciones. Los imperialistas preparan una agresión como la que ha sufrido Libia. La agresión de la OTAN contra Libia y Costa de Marfil es el inicio de una desenfrenada recolonización de África que busca someter a Eritrea, derribar al presidente de Zimbabwe, liquidar la independencia argelina, aniquilar la unidad africana, asesinar a los dirigentes antimperialistas como Afwerki e impedir la libertad de los pueblos.

La solidaridad mundial debe apoyar al gobierno independiente, progresista y pacífico de Eritrea

El presidente eritreo Isaias Afwerki de visita en China Popular

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s